martes, 7 de febrero de 2012

Las manos del poder

Ya sabemos de sobra que el lenguaje no verbal comunica más que nuestras palabras, esto es así hasta el punto de que los grandes líderes mundiales se esfuerzan (a veces, hasta rozar el ridículo) por situarse a la izquierda en los saludos para que el apretón de manos les deje en buen lugar. De igual forma, cuando reciben a otros mandatarios y ejercen de anfitriones, se empeñan en pasar los últimos y dar una palmadita en la espalda a la visita. Vamos... todo un teatro para transmitir en las fotografías de los periódicos y en televisión quién manda. 

En conclusión, hay que dar la mano estando en el lado izquierdo para que nuestra palma no se vea, coger o tocar el brazo derecho del otro con nuestra mano izquierda y pasar el último por la puerta para mostrar quién controla la situación. El siguiente vídeo explica todo esto muy bien, está genial, no te lo pierdas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada